05 agosto, 2007

Alfonso Alvarez

Hace más de dos meses tenía guardadas estás dos fotografías sobre la obra de Alfonso Alvarez, presentada en la Casa Amaral. Un maestro de corte vieja escuela. Un oasis en este extraño mundo del arte contemporáneo. Autorretrato. Retratos. Masa convertida en hombres. Oficio. Personajes. Adjetivos. Sinceridad pura de un artista sui generis. Muy poco común. Se los aseguro.






Esperen una nueva embestida de mi parte. Una reseña semanal y mucho ruido de Lolita. Mucho estruendo.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal