19 marzo, 2008

Alianza Colombo Francesa

La reflexión de Saúl Sánchez sobre el viaje, los lugares de pertenencia, la identidad, el contexto y los trayectos, sólo por citar algunos de los temas o conceptos que se tocan a través de esta obra, me parece más que interesante. Sin embargo, creo que su fuerte sigue y seguirá siendo la pintura. Lo digo ya que las fotografías expuestas en la Alianza colombo francesa de Chicó carecen de fuerza tanto como obras, como registros. No sé si es por lo obvio de sus montajes o por lo poco dinámico de los ángulos. Planos aburridos y poco dramáticos en los que este maravilloso objeto color magenta está Ahí, aunque en realidad no lo está. No lo demuestran las sombras en las superficies y las sobre expuestas luces en las flechas.





Y no sé quien hizo el plotter de corte con su nombre pero poco o nada sabía de diseño gráfico ya que al poner una S gigante debía omitir la s pequeña. No lo hizo. Pequeños detalles que me demuestran que a veces estos ciclos son más un proyecto obligatorio en los que los curadores y organizadores no se esmeran en la búsqueda de nuevos artistas sino que se conforman con traer los que ya saben que les ha ido bien. Como quien dice: “más vale bueno conocido que malo por conocer”. Hay que cambiar eso.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal