15 diciembre, 2009

Pecha Kucha Vol.5



Volvió a Bogotá, luego de un buen par de años, la tradicional noche Pecha-Kucha. Ese formato japonés que pone a prueba la capacidad de síntesis y de claridad de un creador sobre su propia obra o proyectos. Y si siempre me sentí un poco añejada ante tanta juventud, esta vez, salvo por Alejandra Borrero, probablemente yo era de las más entradas en edad. Y eso que aún no tengo demasiadas arrugas.
Lo cierto es que la noche fue supremamente amable y provechosa y me hizo saber que en Colombia están pasando una cantidad de cosas. Las industrias creativas están en pleno auge y florecimiento mientras los jóvenes se dedican a encontrar nuevas y refrescantes propuestas para expresarse, ganar dinero y generar bienes culturales.
Lo mejor de la noche estuvo a cargo de Manuel Villa, un arquitecto que mostró proyectos arquitectónicos supremamente novedosos y que rompen con las tradicionales convenciones de construcción. Proyectos específicos diseñados para renovar espacios tanto urbanos como interiores fueron expuestos en una presentación a toda velocidad pero con la suficiente carga de humor.
También llamó la atención la presentación de las dos chicas de la peluquería que armaron un guión a dos, junto con unas ilustraciones que narraban la historia. Divertido y descomplicado.
Los chicos de la revista el Niuton también estuvieron muy ordenados y aprovecharon bastante bien el timing de las diapositivas.
La reconocida diseñadora gráfica Arutza Onzaga le contó al público de manera muy estructurada cuáles eran sus tipografías favoritas y los usos que ella les da. Aunque poco espontánea, tuvo la claridad necesaria para explicar una de las partes más importantes de su oficio.
Distinto: Sorpresa caliente y La revista invisible.
Fresco y tranquilo: Nicolás Cuestas.
Lo más flojo: la poca preparación y repetitivo de la pobre charla del Fotógrafo Carlos Hernández Llama. Hay que prepararse mucho mejor.

A todos igual un claro reconocimiento por tener las agallas de pararse frente a tanto público y no salir corriendo de la angustia. Ojalá no vuelva a entrar en otro largo stand by.

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal