22 marzo, 2010

Dos muestras archivadas

Atrás quedaron los Lenguajes de papel y las 7 resoluciones de Miltos Manetas.
Dos intenciones opuestas que se presentaron con buena presencia en medios en el mes de febrero y principios de marzo, pero que sin embargo no lograron deslumbrar.







La primera por el exceso de obras en la pared y un arrume innecesario para hablar del papel como soporte. Obras valiosísimas, interesantes y de gran factura, que lamentablemente se perdieron ante la evidente aglomeración de piezas las unas seguidas de las otras. Una saturación excesiva y un montaje mediocre terminan siendo las principales características de esta exposición. Los artistas en cambio quedan exentos de responsabilidades al presentar en su gran mayoría obras de gran calidad.

Manetas en cambio con una curaduría híper contemporánea y un discurso seductor, tampoco llenó las expectativas. Unas pinturas poco vanguardistas y en exceso obvias y “clichesudas” frente a la problemática de la tecnología, contradicen su constante actitud provocadora y de replanteamiento de la manera de hacer y concebir el arte. Un episodio muy “in” pero absolutamente frustrante para los amantes del arte. Preferible hubiera sido ver mucho más de su proceso dentro del movimiento que el apoda neen, así como la gran cantidad de experimentos que ha venido realizando con los nuevos medios y que lo han catapultado (guardando proporciones) dentro de una porción de la escena mundial. Un griego muy querido con una obra muy aburrida para Bogotá.





0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal