11 marzo, 2010

Eran las doce cero cero

Hace un tiempo decidí que quería vivir la experiencia de quedarme en una suite intervenida (o decorada) por un artista. En pocas palabras, evaluar si el concepto del hotel 104 art suites me generaba algún tipo de sensación distinta a la de un hotel 5 estrellas convencional. Mi esposo sólo por darme gusto aceptó mi extraña propuesta, así que dejamos a los niños con mi hermana, y nos enrutamos hacia este lugar. Hicimos el check-in y aunque la recepcionista nos preguntó en que habitación queríamos pasar la noche, lo dejamos al azar. El elegido: Juan Pablo Echeverry. Pero esa es otra anécdota, además de que hay un montón de recuerdos de esas noche, que prefiero no comentar en público.

Lo cierto es que hace poco volví al hotel sin intención alguna de quedarme sino para conocer la nueva galería 12:00, recién creada por un coleccionista de arte que ya previamente había lanzado sus primeros cartuchos en La Otra del año pasado.



Me encontré con un rectángulo acogedor, muy iluminado y calzado de un baldosín ajedrezado. Un espacio pequeño, neutro y sin mayores características arquitectónicas aparte de las que describo. La muestra era una serie de coloridas pinturas de una joven llamada Gabriela Pinilla y titulada Una historia sencilla. Recuerdos de sus familiares y allegados, en situaciones cotidianas, recreativas y nostálgicas. Aunque el trabajo pictórico es interesante, por momentos cae irremediablemente en la estética del arte popular y de la caricatura fauvista.
Se enfatiza la facción chueca y la desproporción de la figura humana a un punto que a mí me molesta. Me gusta sin embargo la elección de un tema emotivo, cercano y sensible para la artista, permitiendo así una descarga emocional más intensa en el espectador. Un riesgo asumido y valeroso. Pero en una palabra: es una exposición ‘pálida’ (a pesar de la numerosa cantidad de colores). Un segundo debut menos interesante que aquel visto en el viejo edificio Panauto. Veremos que sigue para esta galería novel.



Lo gracioso de mi visita fue que los empleados me recordaban por un suceso relativamente vergonzoso en el hotel. No les di pie para la burla y al contrario charlé un rato con ellos. Nos dimos cuenta que eran las doce cero cero.

2 Comentarios:

Blogger mauricio gomez jaramillo dijo...

Lolita, siendo las doce cero cero del 13 de Marzo de 2010, deseo invitarla a que visite la nueva muentra, para conocer sus comentarios, así mismo si desa identificarse podriamos discutir sobre la nota (breve y ligera) que se hace sobre el trabajo de Gabriela. Cordial saludo, Mauricio Gómez Jaramillo, Galría 12:00

13 de marzo de 2010, 12:22:00 p. m. COT  
Blogger Lolita Franco dijo...

Querido Mauricio, gracias por su invitación pero ya estuve el viernes pasado en la inauguración y miré en detalle las obras de Andrés Felipe. Espero tener tiempo de dar mi humilde opinión al respecto.
Me complace saber que sigue el blog. Un abrazo.

19 de marzo de 2010, 9:45:00 a. m. COT  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal